El taller

Lo que voy a intentar mostrarles a continuación, a través de algunas fotografías, es sin duda uno de los lugares, tal vez, el más importante para todo artesano: El Taller, mi espacio de trabajo, el sitio donde paso la mayor parte del tiempo.

La luthería es para mí una profesión apasionante, que me permite desarrollar permanentemente nuevas técnicas de trabajo, con el solo objetivo de lograr que los instrumentos respondan a las altas exigencias de los músicos de hoy en día. Una óptima selección de las materias primas, combinadas con una buena técnica de construcción y un elegante diseño, son capaces de lograr un instrumento de aspecto sobrio pero con un sonido equilibrado y una excelente afinación. 

 Los instrumentos a los que llamo "de estudio" si bien son sencillos, también son absolutamente aptos para uso profesional. Están construídos en pequeñas series que generalmente no superan los 5 ó 6. Esto me permite optimizar el tiempo de trabajo pero sin dejar de estar atento a los detalles que hacen a la costrucción artesanal.

Los instrumentos especiales en cambio, tienen una dedicación de tiempo completo y la utilización de materiales de la más alta calidad, con la posibilidad además, de hacer algunas modificaciones antes y aún después de estar construídos, para la comodidad de las manos por las que van a ser ejecutados.

En resumen, todos ellos siguen una misma línea, no me especializo en bonitas tallas sino en una construcción sobria con un lustre entre mate y semi-mate, un sonido puro y una precisa afinación. 

Esta página pertenece al sitio www.charangos.com.ar
© Copyright 2002-2008 Charangos.com.ar. Todos los Derechos Reservados.